Resumimos, en esta sección, algunos de los consejos prácticos que os pueden ser útiles, a la hora de vivir con psoriasis distintas situaciones y etapas de la vida. 

 

broncearse saludablemente

La Dra. Montserrat Pérez, dermatóloga de la Clínica Dermatológica Moragas de Barcelona nos ofrece unos prácticos consejos para afrontar el verano con seguridad. 

1.- Conoce tu fototipo cutáneo (hay 6 fototipos del I al VI). Si tienes un fototipo I o II deberás extremar tu protección. Son pieles muy blancas que siempre se queman y nunca se broncean.

Las quemaduras solares pueden actuar como un factor desencadenante de un brote de psoriasis. Hay que evitar el sol en aquellas psoriasis inestables y en las formas agresivas.

2.- Exponer la piel al sol de forma progresiva, en sesiones cortas durante los primeros días. Dependiendo del fototipo de la piel, y por lo que respecta a las lesiones de psoriasis, es útil exponerlas al sol sin crema solar durante unos minutos, que irán aumentando progresivamente hasta un máximo de 10 o 15, para luego pasar a protegerlas con la crema solar como ya se ha hecho desde el inicio con el resto de la piel sana.

Se debe evitar el uso de productos que contengan alcohol y perfumes (colonias, desodorantes).

Leer más: Decálogo para disfrutar el verano. Broncearse saludablemente

Al viajar, tener en cuenta estas pautas, puede ayudarte a hacer un viaje más agradable este verano. Extracto y traducción del artículo “A checklist for smart travel”, de la National Psoriasis Foundation, la Asociación Americana de Pacientes de Psoriasis.

Programa una consulta previa al viaje
Solicita a tu médico copias de las prescripciones de los medicamentos vigentes y prepara con él un plan para hacer frente a un posible brote. Si viajas con jeringas para un medicamento inyectable, pide una nota explicativa. Si te desplazas al extranjero, consulta la web de la embajada del país que planeas visitar por si hay requisitos especiales para llevar fármacos. Pregunta si es conveniente tomar medicamentos preventivos o vacunas, sobre todo si viajas a países en vías de desarrollo. Si estás en tratamiento biológico y necesitas una vacuna viva, como la fiebre amarilla, habla con tu especialista, ya que no es recomendable (ver artículo ¿Me puedo vacunar?)

Leer más: ¡Nos vamos de viaje!

Las personas con psoriasis y artritis psoriásica suelen relacionar la evolución de su enfermedad con los cambios de estación. En verano, en la mayoría de los casos, éstas mejoran considerablemente. Pero, ¿a qué es debido? En general, en verano, disponemos de más tiempo libre y la existencia de un clima más favorable mejora parte de los síntomas y nos invita a realizar actividades de ocio.
Uno de los lugares que más podemos disfrutar en esta época del año es la playa, la cual nos ofrece múltiples beneficios, más de los que nos imaginamos, tanto a nivel físico, social y emocional.

1. Agua de Mar: Parte de los beneficios que nos aporta, son debidos a su composición en minerales como el sodio, magnesio, bromo, iodo y calcio, haciendo de ella una disolución terapéutica. Y eso ocurre porque el mar aporta todos esos minerales directamente a nuestra piel, que los absorbe y aprovecha para nutrirse y reparar las lesiones.

VeranoyPlaya750

 

2. Sol: Los rayos que inciden directa e indirectamente sobre nuestra piel activan reacciones fisiológicas en nuestro cuerpo, como la síntesis de vitamina D en nuestra piel, que beneficia a nuestros huesos y tiene una acción antiinflamatoria directa sobre las placas. También ayuda a la secreción de endorfinas del sistema nervioso, aportándonos bienestar.

3. Arena: Al igual que el agua de mar, la composición mineral de la arena y el caminar por ella, favorece nuestro organismo, tanto a nivel de piel como de las articulaciones y los huesos.

4. Actividades: Realizar en la playa actividades de ocio individuales (jogging, running...) o en grupo nos aporta beneficios en todos los ámbitos, físico, emocional y social, mejorando los síntomas y la aceptación de la psoriasis.

Todos deseamos que llegue el verano, no sólo por el tiempo libre, sino también por el sol. Pero éste también puede hacernos daño si no realizamos una exposición consciente y controlada. Consciente porque a veces pasamos horas haciendo actividades bajo sol y ni siquiera pensamos en ello. Y controlada, porque todavía hay quien infravalora el poder tanto negativo como a la vez positivo de éste en nuestra salud.

Además, podemos potenciar y sacarle partido si consumimos alimentos ricos en ciertos nutrientes. Y una vez más, la naturaleza nos proporciona los que necesitamos justo en esta época.

1. Verduras y hortalizas:

a. Zanahoria, calabaza y calabacín: las podemos consumir casi todo el año, sobretodo la zanahoria, y su cualidad más importante es su alto contenido en betacarotenos o provitamina A, gran protector de la piel, el responsable del bronceado, así como antioxidante, protector ocular y del cabello.

Leer más: Sácale partido al verano

La medicina basada en la evidencia y en el método científico o, como se llama en otros círculos, medicina alopática, es el sistema médico utilizado ampliamente en las culturas occidentales. Sin embargo, no es el único, ya que coexiste con otras maneras de entender la salud y la enfermedad, con otros sistemas con visiones muy distintas, las conocidas como terapias naturales, nombradas también complementarias o alternativas.

Desde Acción Psoriasis, pretendemos, con este artículo, realizar una recopilación de las diferentes formas terapéuticas de abordar la Psoriasis y la Artritis Psoriásica, desde los distintos puntos de vista que proponen algunas de las terapias naturales a las que recurren más personas. Se trata de una selección de ellas, ya que hablar de todas es una tarea imposible.

Sin ánimo de posicionarnos sobre su grado de efectividad, consideramos que es de interés conocer cómo entender la enfermedad psoriásica, des de otras miradas terapéuticas, y por supuesto, dar respuesta a la necesidad de saber, que a diario, nos hacen llegar nuestros socios y seguidores.

Leer más: Explorando las terapias naturales

Hace años que están de moda y es fácil encontrar en internet diseños y propuestas de todo tipo y para todas las zonas del cuerpo. Sin duda, pueden ser un elemento que embellece a quién los lleva, pero también hay que tener en cuenta que esta moda puede suponer un riesgo y, en las personas con psoriasis, en algunos casos, puede llegar a ser un peligro. En este artículo, elaborado con la colaboración del Dr. Julián Conejo-Mir, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, queda claro que antes de tomar la decisión hay que estar bien informado.

Riesgos: la moda del gran tatuaje
Hace más de 20 años que los dermatólogos alertan sobre los principales problemas que causan los tatuajes: reacciones alérgicas a la tinta (entre el 6-8% presenta dermatitis alérgica a ella), las infecciones a causa de una mala praxis a la hora de realizarlo o la inflamación en la zona tatuada. Pero, en general, los pequeños tatuajes no comportan graves problemas.

Leer más: Tatuarse o hacerse un piercing: un riesgo que hay que valorar

Las personas con enfermedad psoriásica tienen más riesgo de desarrollar otras patologías, también conocidas como comorbilidades. Entre ellas, están las enfermedades cardiovasculares, la depresión y el sobrepeso. Tener más riesgo no significa que vayamos a desarrollarlas, pero estar informados será importante para saber cuáles son estas enfermedades y qué se puede hacer para prevenirlas. Es clave, pues, usar esta información como una ventaja y seguir unos buenos hábitos de salud que nos ayuden a evitar la aparición de estas patologías. En este artículo, elaborado por Mont Gálvez, enfermera de Acción Psoriasis, explicamos qué son las comorbilidades asociadas a la enfermedad psoriásica, cuáles son, qué riesgo comportan y ofrecemos pautas para prevenirlas.

¿Es la psoriasis una enfermedad únicamente dermatológica que en algunos casos afecta a las articulaciones? La respuesta es no. La psoriasis es una enfermedad sistémica que afecta a todo el organismo y su origen es el sistema inmune.

Leer más: Enfermedades relacionadas con la psoriasis: comorbilidades

Un factor común entre muchas de las personas que padecen psoriasis es el estrés, siendo también una característica de nuestra sociedad y estilo de vida. El estrés no sólo afecta a nivel nervioso, provocando ansiedad y depresión, sino que también repercute negativamente en la salud de nuestra piel y de todo nuestro cuerpo.

Conocemos la existencia del estrés en nuestras vidas y sabemos que debemos combatirlo, o por lo menos paliarlo, pero ¿cómo hacerlo? Existe un gran abanico de posibilidades y, a diario, recibimos consejos para ello. Un buen hábito a incorporar sería dedicar al menos dos horas por semana a la realización de técnicas y/o disciplinas como las propuestas a continuación.

1. Yoga. Disciplina originaria de India que consiste en realizar una serie de posturas que predisponen para la meditación. Mejora el estado físico y emocional a través de la reeducación del cuerpo, la respiración y la mente.

Leer más: Estrés, ¿qué puedo hacer yo?

Si algo nos hiere, nos quema o nos molesta, nos provoca dolor. Pero cuando nada de esto ocurre, ¿por qué sentimos dolor? A lo largo de la historia de la humanidad, el dolor ha suscitado muchos interrogantes. ¿Qué es? ¿Significa lo mismo para todos? ¿Realmente es algo que se pueda controlar? ¿Soportar? ¿Por qué se siente dolor en situaciones donde no hay un daño aparente? En el siguiente artículo, nuestra enfermera y nutricionista, Mont Gálvez, hace un repaso al origen del dolor, a cómo se manifiesta en las personas con psoriasis y/o artritis, los efectos que este tiene y consejos para aliviarlo.

Dolor en la Psoriasis: consejos
- Para disminuir el riesgo de que se formen fisuras debe hidratarse muy bien la piel y usar queratolíticos (fármacos que disuelven total o parcialmente la capa córnea de la piel). Si aun así, se siguen formando y el dolor es importante debemos consultar al dermatólogo.

Leer más: Dolor: consejos para hacer más fácil la vida diaria

• El 40% de las personas con psoriasis y/o artritis psoriásica padecen algún tipo de insomnio

¿Realmente afecta tanto la psoriasis o la artritis psoriásica en el sueño? ¿Repercute en nuestra calidad de vida? Una encuesta realizada por Acción Psoriasis a más de 1.000 pacientes españoles demuestra que sí. En concreto, se ha observado que un 40’6% de las personas con psoriasis y/o artritis psoriásica padecen algún tipo de insomnio (Proyecto SROI, Retorno Social de la Inversión de un abordaje ideal de la psoriasis. 2015).

El servicio Tándem de atención al paciente de Acción Psoriasis, formado por una enfermera-nutricionista y una psicóloga, han constatado esta problemática, después de atender a cerca de 1.000 pacientes de forma individualizada. Pero, ¿podemos hacer algo para dormir mejor? En este artículo, elaborado por nuestra psicóloga, Susana Cantalejo, damos consejos para intentar conseguir pasar una mejor noche, si nos cuesta conciliar el sueño. Antes, es necesario entender qué es el sueño y por qué dormimos.

Leer más: ¿No puedes dormir? La psoriasis o la artritis psoriásica pueden ser la causa