Tan importante como respirar lo es alimentarnos, y no sólo ingerir alimentos, sino nutrirnos, proporcionarle a nuestro organismo una base sobre la que se sustentaran todas las funciones fisiológicas realizadas cada segundo de nuestra vida. Las personas con psoriasis y artritis psoriásica, como en otras dolencias, tienen más necesidades nutricionales, debido a la situación de inflamación crónica y de permanente recambio cutáneo.

En este reportaje, nos centramos en nuestra alimentación cotidiana, ya que ésta influirá en la evolución de la psoriasis y de la artritis psoriásica.

Tomaremos como recomendación general realizar una alimentación equilibrada en nutrientes, es decir, variada en alimentos, sin prescindir de ninguno de ellos, salvo en situaciones especiales, y enfatizando en los que se comentará a continuación.

Extracto del artículo elaborado por Mont Gálvez, enfermera y nutricionista de Acción Psoriasis. Publicado en la revista Psoriasi nº 81 (primavera 2015).

Puedes leer el artículo completo AQUÍ. 

Todos los socios de Acción Psoriasis reciben la revista en sus casas. Si quieres recibirla tú también, hazte socio. Puedes hacerlo si te inscribes AQUÍ o poniéndote en contacto con nosotros en el 932 80.46.22 o a través del mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..