Un estudio demuestra que seguir una dieta baja en calorías mejora la psoriasis en pacientes con sobrepeso. La investigación, publicada por la revista JAMA el pasado mes de mayo, tiene como objetivo analizar el efecto de la pérdida de peso en la gravedad de esta patología en pacientes con obesidad. Los autores sostienen que la psoriasis se asocia con un incremento de peso y de la adiposidad y que éstos son factores de riesgo en la incidencia de esta enfermedad de la piel.

Para intentar demostrar la bondad que supone perder quilos, los investigadores  reunieron a 60 pacientes obesos con psoriasis, de 25 a 71 años, y los dividieron en dos grupos: uno de ellos recibió una dieta baja en calorías y el otro siguió con su alimentación habitual. Después de 16 semanas, el grupo de pacientes que siguió la dieta baja en calorías perdió de media 15’4 kg, frente a los 0’4 kg que perdió el grupo de personas que siguieron con su dieta habitual.

Los resultados del PASI y DLQI (las dos principales escalas que utilizan los dermatólogos para valorar la gravedad de la psoriasis) fueron mucho mejores para los pacientes que tuvieron una importante pérdida de peso. Así pues, las personas que bajaron de peso mejoraron significativamente la evolución de la psoriasis.

La investigación, dirigida por Peter Jensen, se realizó en el Hospital Universitario de Gentofte (Dinamarca).

Resumen de la investigación Effect of Weight Loss on the Severity of Psoriasis, publicado en la revista Jama, en mayo de 2013