La psoriasis genital, pese a no ser la más común de las formas de psoriasis, afecta a un gran número de pacientes. Es conocida como psoriasis flexural, invertida o inversa y engloba los síntomas localizados en pubis, ingles, muslos, genitales, nalgas y zona anal. Es molesta y no siempre fácil de diagnosticar. Pero siguiendo unos consejos básicos y, aplicando con constancia un tratamiento específico se consigue reducir las molestias y mejorar la calidad de vida del paciente.

Psoriasis invertida

La psoriasis invertida o inversa puede afectar la piel genital, la mucosa o zonas de pliegues. En los casos donde la afectación se sitúa en la piel (pubis) los síntomas son los mismos que en la psoriasis habitual, piel roja y con escamas. En la mucosa (parte interior de los labios mayores en mujeres y glande en hombres) la piel se vuelve blanquecina o rosada.

Extracto del artículo de la Dra. Marta García Bustínduy, dermatóloga del Hospital Universitario de Canarias, publicado en la revista Psoriasi de Verano 2016.

Puedes leer el artículo completo AQUÍ

Todos los socios de Acción Psoriasis reciben la revista en sus casas. Si quieres recibirla tú también, hazte socio. Puedes hacerlo si te inscribes AQUÍ o poniéndote en contacto con nosotros en el 932 80.46.22 o a través del mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.g.