Tratamientos para la psoriasis

Aunque no existe un tratamiento que logre la curación definitiva, los tratamientos para la psoriasis pueden hacer desaparecer temporalmente las lesiones o lograr una gran mejoría de las mismas.

 

¿Cúal es su objetivo y cómo actúan?

Su objetivo es mejorar la piel de las lesiones de la psoriasis durante un periodo lo más largo posible, lo que se conoce como aclarar las lesiones y reducir la inflamación de las articulaciones, en el caso de la artritis psoriásica. Los medicamentos para la psoriasis y la artritis lo consiguen, reduciendo la inflamación provocada por el sistema inmunológico. Es así como frenan la proliferación de las células (queratinocitos) de la epidermis y mejoran la función de las articulaciones

Tipos de tratamientos

El tipo de tratamiento depende de varios factores: gravedad de la psoriasis, estilo de vida de la persona, presencia de otras enfermedades y medicamentos que se estén administrando para éstas, edad y preferencias.

Su respuesta puede variar de una persona a otra, por ello es importante que se administren de forma personalizada. Todas las modalidades terapéuticas pueden administrarse solas o combinadas.

Tratamientos para la psoriasis

TÓPICOS

Indicados para la psoriasis
leve o como complemento
de otros tratamientos



¿QUÉ SON?

Cremas, lociones, pomadas, geles, espumas y champús que contienen principios activos (corticosteroides, derivados de Vitamina D, retinoides). Por lo general, si el grado de psoriasis es leve, se inicia un tratamiento tópico. Se aplican directamente sobre la zona afectada de la piel procurando que contacten lo mínimo posible con la piel sin lesiones.

FOTOTERAPIA

Indicada para la psoriasis
moderada




¿QUÉ ES?

Terapia con luz ultravioleta artificial (rayos UVB y UVA), para aclarar las lesiones de psoriasis en la piel. Debe utilizarse adecuadamente y bajo control médico.

SISTÉMICOS

Indicados para la psoriasis
moderada y grave




¿QUÉ SON?

Comprimidos o cápsulas orales, o bien inyecciones intramusculares o subcutáneas, que se utilizan bajo control médico, en casos de psoriasis moderada que no ha respondido al tratamiento tópico o a la fototerapia y en casos de psoriasis grave .

SISTÉMICOS BIOLÓGICOS
O BIOSIMILARES

Indicados para la psoriasis
moderada y grave


¿QUÉ SON?

La última generación de fármacos para tratar la psoriasis. Se administran a través de inyecciones que actúan sobre la inflamación, corrigiendo la respuesta inmunológica errónea que provoca la psoriasis. Igual que los tratamientos sistémicos, deben utilizarse bajo control médico.

Tratamientos para la artritis psoriásica

ANTIINFLAMATORIOS NO
ESTEROIDEOS (AINEs)



¿QUÉ SON?

Indicados para la artritis psoriásica leve.
Medicamentos que disminuyen la inflamación y controlan el dolor. Se utilizan cuando el grado de afectación es muy leve o como complemento de otro tratamiento. Pueden tomarse en periodos prolongados de tiempo.

FARMACOS MODIFICADORES DE LA ENFERMEDAD (FAMEs)



¿QUÉ SON?

Medicamentos que inhiben y disminuyen la inflamación con la intención de frenar la actividad de la artritis psoriásica. Son más eficaces y potentes que los AINEs. Hay dos tipos de los clásicos (salazopirina, metotrexato, leflunomida, etc…) que no se sabe con exactitud sobre que diana van dirigidos y los modernos (apremilast) que actúan sobre dianas específicas intracelulares.

CORTICOIDES




¿QUÉ SON?

Son distintas moléculas derivadas de la cortisona que tiene una potente acción antiinflamatoria que pueden administrase de forma oral, intramuscular y sobretodo en forma de infiltraciones pinchando directamente las articulaciones afectadas. Usados por manos expertas y durante cortos periodos de tiempo son medicamentos muy eficaces y seguros.



SISTÉMICOS




¿QUÉ SON?

Comprimidos o cápsulas orales, o bien inyecciones intramusculares o subcutáneas, que se utilizan bajo control médico.

SISTÉMICOS BIOLÓGICOS O BIOSIMILARES




¿QUÉ SON?

La última generación de fármacos para tratar la psoriasis actúan sobre la inflamación, corrigiendo la respuesta inmunológica errónea que provoca la psoriasis. Se administran a través de inyecciones subcutáneas o perfusión endovenosas. Al igual que los tratamientos sistémicos, deben utilizarse bajo control médico.

¿Tienes alguna consulta?

 

Contáctanos

Con la colaboración de:

Novartis