Las personas que tienen psoriasis entre moderada y grave tienen un riesgo mayor de sufrir una enfermedad renal crónica. Con un 3% o más de superficie corporal afectado por la enfermedad cualquier afectado ha de realizar un seguimiento con un especialista para poder detectar y tratar los primeros signos. Así lo indica un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Pennsylvania, que han analizado los datos de casi 144.000 personas, de 18 a 90 años de edad, con psoriasis, y de un grupo de comparación de casi 690.000 personas adultas que no tenían la enfermedad.

La investigación, realizada entre los años 2003 y 2010, concluye que las personas con psoriasis tuvieron más probabilidades de contraer una enfermedad renal crónica que los del grupo de control. Los que tenían una psoriasis grave tenían casi el doble de riesgo de contraer una enfermedad renal y un riesgo más de cuatro veces mayor de sufrir de insuficiencia renal, en la que se necesita diálisis.

Los autores también sostienen que el riesgo de enfermedad renal crónica relacionado con la psoriasis aumenta con la edad. Aunque el estudio encontró una asociación entre la psoriasis y un mayor riesgo de problemas de riñón, no estableció causalidad. Así pues, se necesitan más investigaciones para confirmar los hallazgos del estudio, determinar cómo la psoriasis puede provocar una enfermedad renal y examinar cómo el tratamiento de la psoriasis afecta al riesgo de sufrir este tipo de enfermedades.

Además, el trabajo, publicado en el 'British Medical Journal', sugiere considerar  cuidadosamente los medicamentos que pueden causar enfermedad renal en esta población de pacientes en situación de riesgo.

 


Sigue a @accionpsoriasis

Facebook