•Así lo indica el Barómetro de la Psoriasis, un estudio realizado por Acción Psoriasis a más de 1.000 pacientes

La psoriasis afecta directamente al tiempo de ocio de las personas que la padecen, y la práctica deportiva es una actividad que se realiza ligada a ese tiempo libre. El 46,7% de los pacientes que padece esta enfermedad reconoce tener dificultades para practicar algún deporte como consecuencia de la patología, según un estudio realizado por Acción Psoriasis. 

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria autoinmune que se manifiesta a través de la piel en forma de placas rosadas que pican y se escaman y ese malestar provoca la cancelación de actividades relacionadas con el deporte. En este sentido, el 70% de los pacientes afirma que la patología limita muchos aspectos de su vida diaria, entre los que destacan los ligados a sus actividades de ocio. 

En el caso de los pacientes con artritis psoriásica, además, la práctica de actividades deportivas supone una limitación ya que el dolor articular dificulta la realización de ciertas actividades físicas.

Deporte de alto rendimiento

A pesar de todas las dificultades con las que se encuentran estos pacientes, muchos de ellos siguiendo las pautas de los especialistas y con un entrenamiento adecuado y personalizado consiguen realizar actividades deportivas de alto rendimiento, como es el caso de Alejandro López, Ale para sus amigos. Ale tiene 38 años y padece artritis psoriásica desde hace 10 años. Justo después de recibir su diagnóstico decidió luchar contra la enfermedad y optó por dedicarse al deporte en vez de rendirse al dolor y dejar que la enfermedad fuera más fuerte que sus ilusiones. Ahora corre, entrena y participa en numerosas carreras de alto rendimiento “Cuando corro, me miro y sin poder evitarlo se me caen las lágrimas de alegría y orgullo por haber conseguido superar mis dificultades y haber sabido hacer frente a la adversidad” afirma Ale a la vez que insiste en recordar que no se rendirá y que continuará esforzándose.

Principales obstáculos

La psoriasis plantar, aquella que se manifiesta en la planta de los pies, es uno de los tipos de psoriasis cutánea que más afecta a quienes practican deporte, debido a que el simple hecho de pisar provoca un considerable dolor. Un alto número de afectados tiende a evitar los deportes de contacto por el riesgo que se deriva del contacto con una zona afectada y que ésta empeore significativamente. Por lo tanto, las dificultades a la hora de practicar deporte, que afirma tener casi la mitad de los pacientes con psoriasis, suponen nuevos problemas a la hora de disfrutar de su tiempo libre. 

Muchas personas con psoriasis se encuentran con dificultades añadidas a la hora de practicar deporte. Por una parte, sus médicos les recomiendan la realización de ejercicio, puesto que se conoce que los pacientes con psoriasis más severa tienen una mayor incidencia de obesidad, trastornos del metabolismo lipídico y, en definitiva, un mayor riesgo cardiovascular, cosa que el deporte podría minimizar. Pero por otra parte, los problemas de movilidad que pueden tener las personas que además tienen artritis psoriásica (casi un 30%), las molestias que pueden provocar las lesiones en contacto con el sudor y con la ropa (picor, escozor), el dolor que causan las lesiones de psoriasis palmo-plantar o los problemas derivados de tener que mostrar las lesiones por la sensación de rechazo que pueden sentir algunos pacientes, hacen que muchos de ellos no se puedan aprovechar de los beneficios que supondría la práctica del deporte para su salud” explica la Dra. Rosa Taberner, especialista del servicio de dermatología del Hospital Son Llàtzer de Palma de Mallorca.


Sigue a @accionpsoriasis

Facebook