Piel transplantada en ratón con psoriasis. CNIO

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas Carlos III (CNIO) han encontrado dos nuevas estrategias para afrontar la psoriasis. Se trata de una investigación que se encuentra  todavía en una fase muy inicial y de la que habrá que estar pendientes por si realmente proporciona nuevas armas para el control de esta patología.

Experimentos en ratones y muestras derivadas de pacientes sugieren que se podría actuar con dos posibles vías de tratamiento del todo nuevas, basadas en compuestos farmacológicos que ya existen y sin apenas efectos secundarios. 

Según informa el CNIO, las dos nuevas estrategias que ahora publican los investigadores de este centro son resultado de estudios sobre la biología de la enfermedad, que han desvelado algunos de sus agentes causales.

En el trabajo publicado en Immunity, se demuestra que bloqueando una proteína llamada S100A9 los síntomas de la enfermedad desaparecen. Según esta investigación, un fármaco que ya está en el mercado y que se usa contra el cáncer de próstata y para evitar el rechazo en trasplantes bloquea la proteína S100A9 y debería ser eficaz contra la psoriasis.

En el estudio aparecido en Science Translational Medicine, se muestra que esto también ocurre si se actúa sobre un ARN no codificante, el micro ARN miR-21.

Uno de los éxitos de estos trabajos es que consiguen identificar algunas de las alteraciones clave y además dan pistas sobre su relación con las ya encontradas. Según afirman Guinea-Viniegra y Schonthaler, investigadores principales de ambos estudios, “nosotros hemos descrito dos nuevos genes/proteínas que se sabía que están aumentados en psoriasis y ahora demostramos que tienen un papel causal en la enfermedad”.

Estos trabajos han sido financiados por la Fundación BBVA, el Ministerio de Economía y Competitividad y la Unión Europea. 

Rigurosidad y realismo

Desde Acción Psoriasis, vemos con optimismo el gran número de investigaciones que actualmente se llevan a cabo, en el estudio de la psoriasis, y que dan esperanza sobre nuevos avances en el tratamiento de la enfermedad. Sin embargo, hay que recordar que este tipo de investigaciones son largas y que éstas posibles mejoras tardarán en ver la luz y en beneficiar al paciente.

Por otro lado, como asociación, reclamamos prudencia y rigurosidad a la hora de informar sobre nuevas líneas de investigación y sobre las terapias que ahora mismo usan miles de personas en nuestro país. Dado que muchos medios de comunicación se han hecho eco de esta noticia, queremos aclarar, en contra de lo que muchos han publicado que:

-Las líneas de investigación apuntan a nuevas armas para controlar la enfermedad y no para su cura.

-Que los actuales tratamientos biológicos existentes son seguros

El Dr. Esteban Daudén, Jefe de la Sección de Dermatología del Hospital La Princesa, y miembro del equipo investigador, afirma que los pacientes usuarios de terapias biológicas pueden estar completamente tranquilos, ya que:

-Se trata de fármacos muy seguros

-La mayor parte de los pacientes los utilizan de forma continuada

-Sus efectos secundarios son muy limitados y se controlan con seguimientos que garantizan su seguridad.

 

Artículos de referencia sobre las dos investigaciones:

S100A8-S100A9 protein complex mediates psoriasis by regulating the expression of complement factor C3 

Targeting miR-21 to treat psoriasis